Cuándo dejar de insistir a una mujer (3+1 claves)

A la hora de ligar es fundamental que sepas cuándo dejar de insistir a una mujer para no acabar perdiendo valor y, con ello, tu atractivo.

Sin embargo, todo se complica cuando ella te muestra un poco de interés para luego, a la hora de la verdad, seguir dándote largas… ¿Qué está ocurriendo aquí? ¿Está intentando confundirte? Sigue leyendo…

Índice

Cómo saber cuándo dejar de insistir con una mujer

La respuesta corta a esta pregunta es: calibrando.

La respuesta larga es un poco más elaborada y, para ello, vamos a empezar por lo más fácil. Es decir por aquellas situaciones donde resulta más evidente que es el momento de dejar de intentarlo con una chica.

Para ello, vamos a clasificar este artículo en los 4 escenarios más comunes donde la solución será dejar de insistirle. He ordenado estos escenarios desde el más simple al más complejo para que sigamos un orden y aprendamos de una vez por todas porqué no insistir a una mujer.

¿Estás listo? Prepárate para aprender de una vez por todas hasta cuándo insistir por una mujer sin perder tu valor y atractivo.

PD.: Lo que vas a aprender es totalmente válido para saber cuándo hay que dejar de insistir a un ex y cuándo dejar de intentar una relación.

1.- Insistir a una mujer que te rechaza, ¿es buena idea?

En este punto hay una pregunta que se repite hasta la saciedad: ¿es posible conquistar a una mujer que te ha rechazado? o ¿si una mujer te rechaza es bueno insistir?

Seré claro contigo: si una mujer te ha rechazado abiertamente: olvídala. Aléjate.

Tienes que entender que una mujer rara vez rechaza abiertamente, por lo general su forma de rechazar (como todo) es más sutil, más indirecta e intenta siempre dejar la impresión de que hay «una puerta abierta».

Esto ocurre así porque hombres y mujeres tenemos formas distintas de comunicarnos. Ellas son más sutiles e indirectas y nosotros más directos y abiertos. Y será solo en contadas ocasiones que ellas recurrirán a una forma de comunicación más abierta como la nuestra.

Por lo tanto, si ella lo ha hecho así y de forma abierta te ha dicho que no quiere nada contigo, acéptalo y céntrate en la siguiente. Entiende que si ella ha hecho eso es muy probable que haya algún aspecto de tu juego que debes mejorar inminentemente.

Así que no te lo tomes como algo personal y aprovecha la situación para observar, recoger todo el feedback que puedas y ponerte a trabajar en mejorar todos esos aspectos.

Es importante también añadir que evites caer en «romanticismos» o «emocionalismos» que te hagan ver algo distinto a la realidad. Es decir, olvídate de todas esas patrañas de Disney, de tu alma gemela y de tu media naranja. Tu alma gemela no existe. Y, si sigues intentándolo, lo único que vas a conseguir es provocar que te siga haciendo pasar por sus aros y acabe convirtiéndote en tu versión más Beta.

Tu mejor baza en esta situación es ponerte automáticamente a trabajar y a interactuar con otras chicas pero en ningún caso sigas insistiendo.

2.- Seguir intentándolo si te mete en la "friendzone"...

¿Recuerdas que antes te dije que una mujer no suele rechazar abiertamente y que suele hacerlo de forma indirecta?

Pues a esto me refería.

Tatúate esto en tu mente: que te meta en la friendzone ES un rechazo.

Lo que pasa que es un rechazo «al estilo mujer» es decir, comunicado de esa forma que hablábamos antes. Pero un rechazo a fin de cuentas.

Así que si estabas pensando que solo necesitas algo más de tiempo para darle la vuelta a la situación, déjame decirte que te equivocas… Lo que necesitas es proyectar más valor, no invertir más tiempo.

¿Quiere esto decir que es imposible salir de la friendzone?

Nada más lejos de la realidad. De la friendzone es posible salir, pero eso será motivo de otro artículo y, en cualquier caso, ya sea para salir de la friendzone o no, la solución es la misma: deja de insistir.

La razón es muy sencilla, seguir intentándolo con una chica que te ve como «sólo un amigo» lo único que va a provocar es que siga viéndote aún más como «su amigo» y cada vez piense menos en ti como un candidato sexual de ningún tipo.

Uno de los mantras de este proyecto es: no regales tu validación. En otras palabras, no sigas invirtiendo si no estás recibiendo beneficio.

Así que… ¿Solución?

Deja de insistir y, de nuevo, recoge feedback para seguir mejorando.

3.- ¿Cuándo dejar de intentarlo con una chica que no muestra interés?

Aquí ya empieza a no ser tan fácil de detectar cuál es el límite entre insistir «de manera atractiva» e intentarlo demasiado. Pero no te preocupes que te enseñaré un método fácil para que sepas en qué momento dejar de insistir a una chica que no muestra IDIs.

En primer lugar tenemos que preguntarnos qué nivel de interés está mostrándonos, es decir: ¿está pasando olímpicamente de nosotros? Por ejemplo dejando en visto nuestros mensajes, respondiendo con monosílabos, etc.

O, por el contrario, ¿está simplemente mostrando un interés medio? Por ejemplo, nos responde algo más que una palabra o invierte mínimamente devolviéndonos algunas preguntas (si preguntas qué estudia o en qué trabaja ella te devuelve la pregunta diciendo «¿Y tú?»).

En cualquiera de los dos casos hay una cosa clara: necesitas proyectar más valor.

Por algún motivo, durante la interacción ella no te ve como alguien lo suficientemente atractivo como para tener que esforzarse (cualificarse) en continuar la conversación.

Para estos casos viene genial que eches un vistazo al artículo sobre el Text Game donde vemos cómo responder exactamente.

Sin embargo, en este caso la pregunta no es cómo responder sino hasta cuándo seguir haciéndolo. Porque, evidentemente, todo tiene un límite. Así que quédate con esto:

Si tras aplicar un par de veces lo que digo en ese artículo del Text Game para las respuestas secas o sosas y los leídos, la situación no mejora nada: déjalo estar. En estos casos es mucho mejor acabar haciéndole nosotros un leído a ella que intentarlo una vez más.

En este punto lo más recomendable es que continúes proyectando valor a través de alguna red social donde sepas que ella lo verá y sigas con tu vida. Si lo haces correctamente volverás a tener noticias de ella.

Puede que estés pensando: vale sí, para el juego de texto está bien pero… ¿Y si estamos en una interacción en persona?

Más de lo mismo.

Calibra su grado de desinterés: si no está mostrando absolutamente ningún interés, es mejor que inviertas el tiempo en abrir otros sets. Además, si consigues que ella vea cómo alguno de esos sets te muestra IDIs, muchísimo mejor. Estarás aumentando las posibilidades de aumentar su nivel de interés mediante el mecanismo de la preselección.

Por tanto, si eres de los que se pregunta si es mejor insistir o esperar, en este caso es mejor esperar (teniendo en cuenta que mientras esperas debes proyectar valor).

4.- "Me muestra interés pero no me deja avanzar"... ¿Insisto?

Esta es el punto de estancamiento más común en los hombres en el siglo XXI. Recibo muchos mensajes diciendo cosas como:

«Ella me habla bien y tal sin embargo a la hora de dar el paso para quedar o hacer otra cosa me pone excusas» o «a veces pienso que juega a confundirme porque muestra algunos IDIs pero, de repente, pasa de mi o me deja en leído… ¿Qué ocurre?»

Ocurre que vivimos en una época donde las mujeres (sobre todo las más jóvenes) tienen la percepción de su VMS (Valor de Mercado Sexual) «hiperinflado» gracias a lo que se conoce por orbitadores.

¿Qué son los orbitadores?

Los orbitadores son esos hombres que ella no ve como su primera opción y que, por tanto, se limita a «posponerlos» y dejarlos como planes B.

Y eso los que tengan suerte porque, por otro lado, también habrá orbitadores de los que ella lo único que quiere es su validación. Y estos son los peores. Son aquellos que seguirán intentándolo sin darse cuenta que ella lo único que quiere es sentirse validada y que jamás tendrá nada con ellos.

Además, los orbitadores tienen como estrategia el «esperar a que llegue su momento», con el único problema de que «su  momento» rara vez llega y, cuando lo hace, ya es demasiado tarde y su marco está altamente afectado.

¿Entonces por qué tontea conmigo si no quiere nada? (Muestra IDIs)

Hay algo que debes saber con respecto a las mujeres y su Hipergamia: son extremadamente conservadoras.

Piénsalo.

Evolutivamente hablando una mujer no podía permitirse el lujo de jugárselo todo a una carta porque si ese hombre la dejaba o, por cualquier circunstancia, dejaba de estar ahí con ella, se quedaría sola. Y «sola», en aquella época, significaba peligro tanto para ella como para su potencial descendencia.

Este es precisamente uno de los motivos por el que la estrategia reproductiva de la mujer es la hipergamia: para jugar a lo seguro.

La Hipergamia es la estrategia reproductiva femenina que busca: reproducción con la mejor opción genética posible y asegurarse la mejor provisión y asistencia posible.

Si te fijas están programadas evolutivamente para buscar 2 características concretas y, lo mejor de todo, es que estos dos factores no tienen porque venir del mismo hombre sino que pueden coger cada factor de un hombre distinto… 

¿Hay algo que te empieza a hacer clic ya?

Por eso su forma de rechazar rara vez es rotunda, directa y abiertamente un «no», sino que pone alguna excusa o algún impedimento y su rechazo acaba adquiriendo algo más parecido a lo siguiente:

«De momento prefiero que seamos amigos», «ahora mismo necesito un tiempo para conocerme mejor», «en este momento estoy más centrada en mi carrera»…

¿Te das cuenta como siempre dejan implícito que aún hay una posibilidad, que a lo mejor en un futuro?

El problema en el caso de los orbitadores es que no hay un rechazo, lo único que hay es una retirada por su parte en el momento de escalar. Es decir te mostrará IDIs, pero cuando intentes cerrar la cita, ir a por el beso o avanzar la interacción, verás que no hay «cooperación» por su parte pero te seguirá mostrando cierto grado de interés…

¿Por qué hacen esto?

Para mantenerte ahí. Porque saben que si te muestran lo justo y necesario para hacerte pensar que hay una posibilidad (por remota que sea) tu vas a seguir regalando tu validación y, como consecuencia, vas a seguir orbitándola.

Porque no pueden permitirse quedarse sin opciones y por eso lo que hacen contigo es lo que yo llamo con el nombre de «posponer». Te pospone.

¿Hasta cuándo?

Hasta que haya agotado todas sus opciones más «Alfas». Y sólo entonces, si ya no le queda nada, echará un vistazo a sus orbitadores y elegirá al que vea con mayor valor de entre todos ellos.

Y no, un orbitador nunca será una primera opción para ella. Son meros repuestos.

Entonces… ¿cuándo dejar de llamar a una mujer? Cuando veas que no te deja avanzar y que está tratando de posponerte. Punto.

Parece que ya no es tan difícil saber cuándo hay que dejar de insistir con una mujer, ¿verdad?

Si quieres aprender más sobre esta dinámica de los orbitadores te recomiendo que eches un vistazo al episodio 9 y al episodio 16 del Podcast.

Únete a nuestra Comunidad Exclusiva

Suscríbete GRATIS a nuestra Newsletter y sé el primero en enterarte de todas las novedades que el proyecto HombreAlfa.top tiene que ofrecerte.

Comparte

Si te ha aportado este artículo, compártelo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

2 comentarios en «Cuándo dejar de insitir a una mujer (3+1 Claves)»

  1. «Orbitador», «posponer», «opciones más alfas»… Tenéis que empezar a decir en qué estudios os basáis para hacer este tipo de afirmaciones y para emplear este tipo de jerga… Tenéis que enlazar los estudios para que quien os visita sepa que os basáis en conocimiento más o menos serio…

    Yo, ingenuo que soy, creo que una mujer nunca «pospone» a un hombre, simplemente lo rechaza definitivamente y no porque haya otras opciones más alfa, sino porque ese hombre no le gusta y se acabó. Puede suceder, eso sí, que la mujer, transcurrido un tiempo, se enamore de un hombre al que rechazó; pero, insisto, no por la falta de opciones más «alfa», sea eso lo que fuere, aunque me hago una idea de lo que puede ser, sino porque las coas se han dado así: antes no le gustaba, pero, luego, sí.

    O, mejor dicho, puede que haya mujeres así; pero no son la mayoría. Y cada vez serán menos porque parece que os estáis remitiendo, no sé, a los tiempos de Homero, de Aquiles. O parece que remitís a contextos socioculturales muy concretos que no se extienden a toda la sociedad. Y estáis a mi juicio confundiendo a un montón de chavales cuyo único error es que son más tímidos. Eso es lo único que tienen que mejorar. Toda esta jerga pseudocientífica no tiene ningún sentido. A no ser que, como digo, esté basada en estudios serios. Aunque, bueno, cualquier estudio puede ponerse en duda, tampoco es que un estudio científico sea necesariamente verdad revelada, y mucho menos en estas disciplinas tan controvertidas.

    Y esas frases que ponéis no dejan ninguna puerta abierta; son simplemente evidencias de cierta delicadeza, nada más. Las utilizan para no ser bruscas. Yo también he utilizado esas frases o frases parecidas con alguna chica y, no, no estaba dejando ninguna puerta abierta, estaba intentando evitar la brusquedad, nada más.

    Responder
    • Hola compañero,

      En primer lugar gracias por tu comentario.

      Te recomiendo que escuches el podcast donde comento todo este tipo de dinámicas con mucho más detalle, puedes echarle un vistazo aquí.

      Respecto a tu consulta, los estudios no tienen la verdad absoluta como bien dices, no obstante aquí tienes información que corrobora lo que digo: Enlace

      Por último, independientemente de estudios (que los hay) te recomiendo observar simplemente en base a tus experiencias o experiencias que conozcas. Estoy seguro que acabarás llegando a estas conclusiones.

      Espero haberte aclarado.

      Un saludo,

      Daniel.

      Responder

Deja un comentario

Ya casi estás...

Confirma tu dirección de correo electrónico al email que te acabamos de enviar.

¡Prepárate para abrazar tu lado más Alfa!

Si no ves el mensaje en tu bandeja de entrada, vete a Correos No Deseados o a la pestaña Promociones en Gmail.