Academy | HombreAlfa.top

AVISO: Ahora mismo las puertas están cerradas.

Si quieres entrar en la mentoría, lee la página y rellena el formulario del botón que aparece más abajo y nos pondremos en contacto contigo para que empieces cuando haya un hueco disponible.

Mentoría 1a1 90 días con Dani Raya

La mentoría para hombres que quieren ganarse el respeto de las mujeres para siempre y disfrutar de relaciones amorosas (y humanas) plenas

Gracias a la metodología que más de 400 hombres han aplicado con éxito en los últimos 4 años y con mi acompañamiento diario 1 a 1 durante 90 días

Hola,

Soy Daniel Raya y quiero preguntarte algo:

¿Cómo crees que sería tu vida dentro de 90 días si me tuvieses a tu lado cada día  dándote aliento y feedback cada vez que te enfrentes a una situación incómoda con las chicas o en tu relación de pareja?

Así que antes de contarte de qué va, te lanzo una pregunta más:

¿Cuánto debería valer algo que en 90 días puede hacer
que tu entorno y/o tu pareja ni te reconozcan?

* Todo dependerá de tu punto de partida, de tus resistencias y de tus circunstancias, obvio. Que si tomas acción, vas a avanzar 100 veces más que si estás solo, es seguro.

OK, pues yo no sé cuánto debería valer esta mentoría pero sí se lo que cuesta tenerme a tu lado durante 90 días:

1.997€

Este es el precio pagando en dos cuotas de 998.50€ (la primera para reservar tu plaza, la segunda 30 días después de empezar).

La otra opción es que hagas un pago único de 1.847€ en el momento de reservar tu plaza y así te ahorras un dinerito.

En resumen, el precio es de 1.997€ en dos cuotas de 998.50€ o de 1.847€ en un pago único.

Y como estos precios subirán más pronto que tarde, si ya tienes claro que es el momento de dar un giro a la manera de afrontar tus relaciones, si yo fuese tú agendaría una cita para optar a mi plaza desde ya:

¿Qué perfil de alumnos suelen entrar en la mentoría?
¿Qué resultados puedo esperar?

Los resultados van a depender de tu punto de partida, de tus resistencias y de tu forma de ser.

Si llevas años sin estar con una chica elegida por ti y – con suerte – sueles estar con las chicas que te tocan, es más difícil que te conviertas en un supersaiyán de la seducción en 90 días.

Aún así, quiero dejarte los problemas que tenían algunos de los más de 100 alumnos que han pasado por la mentoría 90 días (en todos sus formatos) y sus resultados:

D, casado de 39 años y con un hijo. Su relación casi muere porque su mujer le tenía frito a tests y había perdido el marco.

Su matrimonio era un infierno y quería un contacto más íntimo conmigo para saber cómo afrontar esas situaciones.

Probablemente una de las transformaciones más bestias de alumnos en una relación exclusiva de larga duración en la historia del proyecto.

  • C, recién separado de 42 años. Betaizado tras una relación de 7 años en la que siente que él siempre era quien lo daba todo de los dos, hasta el punto de cambiarse de ciudad por ella.

Entra en la mentoría porque se siente en la casilla de salida y no abre a una chica desde su última relación.

Renovó 4 veces y aquí puedes ver lo que me cuenta tras los primeros 90 días:

  • A, soltero de 29 años. Profesor con baja autoestima.

Entra en el programa porque a pesar de tener opciones con mujeres, no se comía un rosco porque no las materializaba.

Venció su ansiedad social y su frustración con las mujeres gracias a que tomó acción como un loco.

No solo eso sino que le llamaba la atención una alumna y antes de los 90 días, hizo un pull con ella en el despacho de tutorías y comenzaron una relación.

  • B, soltero de 38 años. Entra en la mentoría después de una relación de 15 años con su chica de siempre – lo dejan porque se terminó el amor y sobre todo…

… porque justo después, tiene una fugaz «relación» de seis semanas con una mujer casada que pone patas arriba su vida y lo deja de un día para otro con una monitis de caballo.

Aquí puedes ver algunos de sus resultados:

  • J, soltero de 44 años. Se consideraba «feo, fuerte y formal» y no le gustaba ser el centro de atención ni en su cumpleaños.

Además, se sentía inseguro con las chicas y tenía complejo de inferioridad. Le fue tan bien que renovó 3 veces y ahora está en mi equipo de soporte del programa DTE.

Aquí puedes ver uno de los «problemas» que tuvo el día de San Valentín cuando estaba en la mentoría:

  • R, de 44 años y en una relación, entra en la mentoría tras salir de un programa de seducción de un conocido mentor de hombres que no le había dado resultados.

Tenía mucho resentimiento con las chicas y estaba inmerso en una relación de dos años donde solo tenía sexo cuando se alineaban los astros.

Eliminó su resentimiento y recuperó el marco, hasta el punto de comenzar a experimentar cómo su pareja era quien venía a por él en vez de al revés.

Aquí puedes ver lo que me dijo cuando terminó la mentoría:

  • O, soltero de 25 años. Entra en la mentoría porque está cansado de quedar con chicas que le meten en la friendzone.

Aún no ha terminado los 90 días pero está tomando acción como un tarado y teniendo buenos resultados como cerrar Instagrams abriendo a chicas de día, algo que antes ni en sueños.

  • J, soltero de 43 años. Se considera un puto crack pero le tiemblan las pierna cuando tiene a una chica delante. Se siente frustrado por no haber encontrado a la chica adecuada con la que compartir una vida.

Después de hacer un par de pulls y renovar otros 90 días la mentoría, entra en una relación estable con una chica.

La mentoría le ha servido porque entró sin nada y sale con bastante.

¿Solo tienes estos, Dani?

No hombre, hay más:

  • J, casado de 37 años. Entró sufriendo tests a diario por parte de su pareja y gracias a la mentoría alcanzó el mejor momento de su relación tras 14 años juntos. Lo cuenta aquí:
  • M, soltero de 35 años. Se apuntó a la mentoría casi sin conocerme porque tenía una monitis muy fuerte por una chica y renovó 3 veces, así que estuvimos un año juntos.

El programa le cambió la vida: se lió con muchas chicas, tenía pulls a placer y estuvo con varias chicas recurrentes.

  • S, soltero de 30 años. Entró en la mentoría recién salido de una relación tóxica que le destrozó anímicamente.

En 90 días cambió al chip, aumentó mucho sus crículos sociales y se pasa Tinder. Terminó con una chica recurrente.

Aquí puedes ver cómo me habla de algunos resultados:

  • JM, recién separado tras 19 años casado. Entra en la mentoría porque se siente «fuera de juego» tras su larguísima relación.

Consiguió varias chicas recurrentes y tuvo algunas experiencias locas de las que no tenía desde los 20-30 años.

  • F, soltero de 23 años. Procedente de la seducción clásica, tomó acción como un enfermo.

Es el segundo alumno con el que he grabado dos podcasts (aún por publicar). Cuando terminamos la mentoría me dijo que le había cambiado la vida con las mujeres.

  • A, divorciado de 40 años. Betaizado en su última relación, deja a su mujer porque ella no quería tener más hijos (tenían dos) y él sí.

Su sueño era poder elegir a una chica con la que formar una familia feliz y tener una relación muy estable.

Terminó el programa muy contento y con un par de recurrentes, aquí te dejo un par de muestras de sus resultados:

  • S, soltero de 31 años, que entró en una situación donde su falta de contacto con las mujeres le hacía no encontrar un sentido a la vida.

Su sueño era dominar las habilidades sociales y encontrar a la futura madre de sus hijos. No sé si la ha encontrado ya, pero terminó la mentoría contento e hizo algunos pulls.

  • P, soltero de 32 años. Tras pasar muchos años centrado en su negocio y dejar de lado su vida amorosa, entra porque necesita a alguien que le ayude a desoxidarse.

Posiblemente uno de los alumnos más agradecidos que he tenido porque entró con la autoestima muy baja y la mentoría le supuso un cambio de mentalidad enorme y un trampolín con las mujeres.

Consiguió recuperar esa «vidilla» sentimental, sentirse atractiva de nuevo, algún pull y una chica recurrente, como cuenta aquí:

  • S, soltero de 31 años, que entró en una situación donde su falta de contacto con las mujeres le hacía no encontrar un sentido a la vida.

Su sueño era dominar las habilidades sociales y encontrar a la futura madre de sus hijos. No sé si la ha encontrado ya, pero terminó la mentoría contento e hizo algunos pulls.

  • P, casado de 55 años. Entra en la mentoría porque su mujer le fríe a tests y sabe que el programa le sale más barato que un abogado en caso de separación.

Pasó de vivir un infierno en su matrimonio a la paz más absoluta, de vivir entre nieblas a recuperar la luz, como cuenta aquí:

¿Cómo funciona la mentoría?

El primer día diseñaremos juntos una hoja de ruta personalizada para ti, adaptada a tu situación personal, tu lugar de residencia, a tus resistencias y a tu forma de ser.

Aunque la metodología es la misma que la del programa DTE, trabajar con cada alumno de forma individual me permite crear una experiencia acorde al momento vital de cada alumno en su vida y en sus relaciones.

Un camino en el que te acompañaré día a día para que te conviertas en ese hombre al que las mujeres respetan, y que está basado en 3 pilares:

1. El primero (y más importante) es mi soporte personal 1 a 1.

Tendremos contacto diario por Telegram para que acudas a mí cuando quieras tanto por escrito como por audio (respondo todos los días, normalmente varias veces).

Además…

SI te encuentras con una duda o una situación que sea mejor resolver cara a cara o si lo veo más adecuado (por ejemplo, para auditar tu perfil de Tinder o Instagram), tendrás opción de agendar una sesión 1 a 1 cuando quieras.

Ningún alumno de ningún programa – salvo este – disfruta de este privilegio y tener este soporte 1 a 1 por chat y sesiones durante 90 días no es como vivir conmigo, pero casi.

Es más…

Cada sesión 1 a 1 cuesta 117€ si la tuvieses que pagar individualmente y si agendases una sesión por semana durante los 90 días de programa (casi nadie lo hace), amortizarías el valor del programa solo con ellas.

Y aún tendrías a disposición el soporte por chat y lo que te cuento a continuación.

2. El segundo pilar es el acceso a la metodología DTE

Es la misma que reciben los alumnos del programa grupal y que se libera semanalmente desde el día 1 de mentoría para que avances poco a poco y tengas resultados sólidos en tu juego.

Además, si lo veo conveniente, recibirás acceso a algún contenido extra para ayudarte en tu caso particular.

Aunque te aviso de algo:

El objetivo NO es que te quedes embobado estudiando contenidos como un ratón de biblioteca, sino que tomes acción y avances más rápido con mi apoyo incondicional.

El objetivo es que dediques en torno a 60-90 minutos al día (en media) a tomar acción – sumando el visionado de contenidos y la puesta en práctica, algo que puedes integrar en tu día a día.

3. El tercer pilar es el acceso a la comunidad

Serás parte de una comunidad de +100 alumnos, en la que ya están los alumnos del programa DTE de la edición en activo en ese momento, más los socios de mi Club Privado (formado por ex-alumnos de mis programas).

El proceso de convertirte en un hombre que se hace respetar por las mujeres a veces es farragoso y pedregoso.

Por eso, la comunidad está para apoyarte e inspirarte, y si lo deseas para hacer planes con compañeros de tu misma ciudad o país.

Créeme si te digo que dentro de esta comunidad se está formando una verdadera familia de hombres de todas las edades, que van desde los 20 hasta los 61 años en el momento en que escribo estas líneas.

Algunos de ellos están en el mejor momento de su relación – y con mejor sexo que nunca – tras 24 años de casados y otros están saliendo con chicas imagen de las discotecas más conocidas de Madrid, por dar dos ejemplos.

Y aunque no te puedo asegurar que vaya a suceder eso para ti (al fin y al cabo, cada persona es un mundo y su punto de partida varía, además de que el trabajo lo tienes que poner tú)…

… pronto te darás cuenta de la potencia de formar parte del grupo cuando tu entorno no acompaña.

Así que si quieres que te acompañe durante 90 días para que disfrutes de tus relaciones para siempre, puedes optar a una plaza aquí:

¿Cómo aplicar a una de las plazas?

Me aseguro mucho de que si entras en la mentoría, les puedas sacar partido y de que vayas a respetar las normas y no crear mal ambiente en la comunidad de alumnos.

Esto excluye de la mentoría a cualquier alumno que pueda resultar conflictivo para la comunidad, esté depresivo o tenga alguna enfermedad psicológica.

(Ya hemos dejado fuera a más de un alumno por estos u otros motivos).

Así que si estás en alguno de estos casos o vemos que no le vas a sacar partido por tu momento vital o tu punto de partida, NO te dejaremos entrar.

Ahora bien: 

Si estás decidido a dar un puñetazo en la mesa y afrontar de una vez por todas tu vida amorosa para dar un vuelco a tu relación con las mujeres…

… cubre ahora el formulario de abajo y una persona de mi equipo se pondrá en contacto contigo por WhatsApp en menos de 48 horas para ver si es tu momento de entrar:

Un abrazo,

Dani Raya

Preguntas frecuentes

¿Qué es mejor? ¿Tu mentoría 1a1 90 días o el programa DTE? No sé a cuál apuntarme.

Si quieres un contacto más íntimo, personal y privado, te recomiendo la mentoría 1a1 90 días.

¿Esta mentoría es tu antigua Universidad Red Pill?

Más o menos. Digamos que he simplificado el funcionamiento del programa para potenciar los resultados de los alumnos.

En la antigua Universidad Red Pill, algunos alumnos tenían tantos contenidos que se quedaban «estudiando» como ratones de biblioteca, por lo que no conseguían tantos resultados como los del DTE.

Y aunque casi todos estaban más que satisfechos, muchos alumnos del DTE tenían resultados mejores que los de la Universidad por ese motivo.

Por eso, he reducido los contenidos para darte solo los que necesitas y centrar la mentoría en alumnos que quieren un contacto más íntimo, directo y privado conmigo y a su vez, que diseñemos una hoja de ruta específica para ellos en particular.

¿Esta mentoría tiene algo que ver con tu antigua mentoría 90 días?

Tiene puntos en común, pero el funcionamiento de la mentoría de aquel entonces (murió hace un año y pico) ha cambiado drásticamente.

Los alumnos de mi antigua mentoría 90 días recibían 6 sesiones individuales más mi acompañamiento 1 a 1, pero NO recibían la metodología DTE ni tenían acceso a una comunidad, entre otras diferencias.

Por ello, el precio era inferior.

¿Las plazas de la mentoría están siempre abiertas?

No, abrimos plazas de vez en cuando, normalmente cada mes y medio o dos meses.

Puede que cuando quieras entrar, haya hueco libre para empezar casi de inmediato, o que tengas que esperar algunas semanas (incluso un par de meses).

Por eso te recomiendo que cubras el formulario para optar a tu plaza si ya tienes claro que quieres entrar (aunque tengas algunas dudas) y reservar tu plaza para el próximo hueco que quede libre.

¿Cuánto tiempo debo dedicarle al día?

Sumando el tiempo que dediques a ver los contenidos y la toma de acción, entre una hora y hora y media al día es más que suficiente para que veas resultados.

Sobre todo porque la metodología está pensada para que la integres en tu día a día, así que salvo que compatibilicen 4 trabajos o tengas un familiar dependiente que requiera de tu atención extra…

… el tiempo no debería de ser un problema en la mayoría de casos. De cualquier modo, si tienes dudas con esto, te las resolverá la persona de mi equipo con la que hables antes de entrar.

¿Das prioridad al acceso a ti por Telegram o eres más de que agendemos sesiones?

La experiencia me dice que los alumnos exprimen a tope el chat por Telegram y la mayoría apenas agendan unas pocas sesiones en los 90 días.

Por supuesto, si deseas agendar una sesión cada 7 o 10 días porque sea necesario, puedes hacerlo.

Si tu objetivo es agendar sesiones como un tarado y tomarte la mentoría como si fuese un trabajo de 8 horas al día, me temo que no eres el alumno que quiero dentro.

Cuando quiera agendar una sesión, ¿tendrás suficientes huecos disponibles para mí?

Sí, obvio. He tenido incluso alumnos de las Antípodas o de América que no han tenido problema de disponibilidad para agendar una sesión, así que serías el primero. 

Tengo tus cursos, ¿tengo algún descuento en la mentoría?

No. El descuento es exclusivo para alumnos de mi Club Privado DTE y para alumnos que acaban de terminar el programa DTE.

Si no estoy conforme con la mentoría, ¿me devuelves el dinero?

No. Tanto el programa como la metodología están validados por cientos de alumnos.

Si eres el típico perfil que cuestiona todo lo que te diga sin poner en práctica lo que te indique, sin pedirme feedback o crees que «ya lo sabes todo» (he tenido alguno), el problema no lo tengo yo.

Ahora bien, ten en cuenta que en la mentoría no entra todo el mundo: si no es tu momento, sentimos que no te puede ayudar ahora mismo o si vemos que puede haber algún conflicto contigo, no te dejaremos entrar.

Es en serio, no serías el primero ni el segundo.

Y si no te fías, probablemente no es tu momento de entrar y lo mejor es que sigas consumiendo mis contenidos gratuitos.

Si tengo depresión, estoy diagnosticado con Asperger o tomo pastillas, ¿me va a servir?

No, si estás en uno de estos tres supuestos, definitivamente NO es para ti. En este caso, lo mejor es que te pongas un contacto con un psicólogo que pueda ayudarte (yo no lo soy).

Si lo deseas, respóndeme a cualquier email contándome brevemente tu situación y quizás te podemos poner en contacto con alguno que haya pasado por mis programas.

Si tengo problemas de autoestima, ¿me va a servir?

No lo sé, lo mejor es que cubras el formulario y veamos tu caso concreto.

Hay un pequeño porcentaje de alumnos que han entrado con problemas de autoestima tanto en la mentoría como en el programa DTE, y no han sido capaces de conseguir resultados óptimos por este motivo.

La mayoría, sí, y la ventaja de tener la experiencia de tantos alumnos detrás es que te diremos la verdad y nada más que la verdad, y normalmente sabemos si puedes ser uno de los que tendrá éxito o no.

Como no podía ser de otra manera, en caso de dudas por nuestra parte, la decisión de entrar siempre será tuya.

He hecho terapia de pareja para salvar mi relación y estoy peor que antes, ¿esto me puede ayudar de verdad?

Sí.

Aunque no soy psicólogo (ni lo pretendo), he tenido decenas de alumnos que han pasado por terapia de pareja y tras dejarla y pasar por la mentoría, han conseguido (por fin) resultados.

Vengo de la seducción clásica // otros mentores de la Red Pill, ¿esto me puede servir?

Definitivamente, sí, he tenido algunos alumnos que habían pagado por programas más caros y que han obtenido resultados mucho peores, por eso acabaron en la mentoría.

Después de los 90 días, ¿puedo renovar otros 90 días?

Sí, he tenido alumnos que han renovado hasta 5 veces. Además, podrás hacerlo a un precio inferior del que te avisaré llegado el momento.

Pero para renovar, tienes que empezar y si ya estás convencido, puedes optar a una plaza aquí: