Qué es el Valor de Mercado Sexual y Por Qué es tan importante

Conocer cuál es tu valor en el mercado sexual con respecto al de las mujeres es clave si quieres tener algo que hacer a la hora de ligar.

Este es el secreto que las mujeres no quieren que sepas porque, si lo dominas, cambiarás las reglas del juego para siempre…

tu valor sexual de mercado
Fuente: https://therationalmale.com/2012/06/04/final-exam-navigating-the-smp/
Índice

Qué es el Valor de Mercado Sexual o VMS

El primer paso para que podamos analizar la gráfica de arriba es entender qué significa este concepto de «valor de mercado sexual» o Sexual Marketplace Value (SMV) por sus siglas en ingés.

El mercado sexual, como su propio nombre indica, es un mercado en el que estamos tanto hombres como mujeres. Y, por tanto, la primera pregunta que hay que hacerse es: ¿Qué se valora en este mercado?

En este mercado se valora, en una escala del 1 al 10 dos aspectos fundamentales:

Por lo tanto, el valor de los hombres en el mercado sexual está determinado por las mujeres y viceversa.

Hasta aquí todo muy sencillo y, como en cualquier otro mercado, es el consumidor el que establece el valor del producto que consume. Por ejemplo: un iPhone es valioso no porque sea un iPhone sino porque los consumidores están dispuestos a pagar mucho por él.

La complicación viene cuando nos preguntamos qué es lo que valoramos exactamente hombres y mujeres para considerar a alguien como un «candidato sexual». Pues bien, vamos a verlo.

Pero antes, quiero que te quedes con la siguiente frase (conforme sigas leyendo cobrará más sentido):

Las mujeres son objetos sexuales para los hombres y los hombres somos objetos de éxito para las mujeres.

Cuál es el Valor de una Mujer en el Mercado del Amor

Como hemos dicho antes el valor de una mujer en el mercado sexual vendría determinado por los hombres. Por tanto para responder a esta pregunta debemos preguntarnos:

¿Qué valora un hombre en una mujer para considerarla como candidata sexual?

Tal y como estás pensando, para responder con precisión a estas preguntas debemos utilizar un enfoque evolutivo y biológico. ¿Y qué nos dice la ciencia?

Muy sencillo. Los hombres nos encontramos atraídos por una mujer cuando detectamos en ella 2 atributos fundamentales:

Fácil, ¿verdad? Como ocurre con otros muchos aspectos de nuestra psicología, los hombres somos más simples.

Pero antes de pasar a la siguiente explicación, te estarás preguntando… ¿a qué se traduce exactamente esto?

Imagínate que estamos en una discoteca y, frente a nosotros, encontramos a 3 mujeres distintas: una de ellas tiene unos 40 años y un cuerpo normal para su edad, otra tiene 22 años y un muy buen físico y la última tiene también 22 años pero con un claro sobrepeso. ¿Por cuál piensas que nos sentiríamos más atraídos?

La respuesta está clara pero… ¿por qué?

Porque estamos programados evolutivamente para «traducir» esos físicos en base a si cumplen o no nuestros requisitos de juventud y fertilidad.

Por último, para tener una visión más clara de cómo va fluctuando este valor en el mercado a lo largo del tiempo, lo relacionamos con la edad.

Volvamos ahora al gráfico y fíjate en la gráfica rosa que representa a la mujer:

tu valor sexual de mercado
Fuente: https://therationalmale.com/2012/06/04/final-exam-navigating-the-smp/

Como puedes observar hay 3 características clave que merecen analizarse:

Vayamos por partes.

Máximo VMS de una Mujer

El punto de máximo valor de una mujer en el mercado ocurre a los 23 años, ¿por qué?

Porque evolutiva y biológicamente los 23 es la edad en la que más fértil es una mujer. Además, a los 23 años una mujer es joven. Por tanto, ahí tienes la intersección de nuestros dos requisitos anteriores en su máxima expresión.

Esto no me lo estoy inventando yo, es biología. Es ciencia. Además, hay multitud de estudios que señalan que la gran mayoría de los hombres solemos sentirnos más atraídos hacia chicas con edades entre los 22 y 24 años. De repente todo encaja.

¿Y qué hay de la velocidad con la que nuestra gráfica sube y baja?

Velocidad del VMS en el caso de la Mujer

¿Te suena la frase de «las mujeres maduran antes que los chicos»?

Es totalmente cierto, por eso en la gráfica puedes ver como el crecimiento de su valor en el mercado ocurre antes que en el caso de los hombres.

Pero hay algo que no te cuentan. Ellas maduran antes que nosotros, es cierto, pero también se encuentran con su «declive» mucho antes que nosotros. Sin embargo, este pequeño detalle no te lo han dicho nunca (luego veremos por qué les interesa guardar el secreto).

Volviendo al tema, el rápido crecimiento y decrecimiento del VMS de la mujer es debido fundamentalmente en su propia definición de valor. Me explico.

Como hemos dicho antes su valor está fuertemente determinado por los factores «juventud» y «fertilidad» y, casualmente, estos factores están muy estrechamente relacionados con la edad de la mujer. De ahí que empiecen antes y acaben antes.

Declive del Valor de una mujer en el mercado romántico

Si observamos el gráfico podemos comprobar que, entorno a los 27 años, comienza un marcado descenso del valor de mercado sexual de la mujer. ¿Por qué?

Porque, a medida que va envejeciendo, cada vez va perdiendo más fertilidad y juventud (recuerda que el valor de una mujer en el mercado del amor está determinado en base a las métricas de un hombre. Y viceversa).

Y sí, sé lo que te estás preguntando ahora…

¡Pero si hay mujeres con 27 años o, incluso, con 30 que son muy atractivas y, además, pueden quedarse embarazadas hasta cerca de los 40! ¿Cómo es posible?

Si bien es totalmente cierto lo anterior, hay que tener en mente un detalle: en todo mercado existe «competencia» entre productos. Es decir, las mujeres tienen que competir en el mercado sexual. Me explico.

Por supuesto que hay mujeres atractivas con esa edad y, por supuesto, siguen siendo fértiles. El problema está en que en el mercado siempre va a haber mujeres entorno a los 22-24 años que van a ser aún más atractivas y aún más fértiles. Y, por lo tanto, los «hombres alfa», los hombres con mayor valor en el mercado que todas las mujeres desean van a acabar eligiendo, en la mayoría de los casos, a las de 22-24 años.

Esto provoca que las mujeres que llegan a una edad entorno a los 30 años se dan cuenta de que, cada vez, pueden competir menos con las de 22-24. Volviendo a nuestro ejemplo de la discoteca, la mujer de 30 años va a empezar a ver que la validación que recibe por parte de estos hombres es cada vez menor.

¿A que ahora cobra más sentido nuestra frase anterior: «las mujeres son objetos sexuales y los hombres objetos de éxito»?

En el caso de las mujeres está claro. De hecho, nuevamente es la ciencia y la biología la que avala esto. Nuestro cerebro está diseñado evolutivamente para ver el cuerpo de la mujer como «partes» y no como un todo (estudio).

Vale pero… ¿y qué hay de los hombres?

Cuál es el Valor de un Hombre en el Mercado Sexual

Siguiendo con nuestra explicación y, como ya te estarás imaginando, el valor de un hombre en el mercado del amor vendrá determinado por las mujeres y ahora la pregunta sería:

¿Qué valora una mujer en un hombre para considerarlo como candidato sexual?

Nuevamente tendremos que consultar lo que nos dice la evolución y la biología aunque, ahora, la respuesta no está tan clara.

Para la mayoría de los que ya lleváis más tiempo en este mundo de la seducción sabréis más o menos «por donde van los tiros». Para los que no, seguramente siempre hayáis oído decir eso de: «solo ligan los guapos» o «solo si tienes mucho dinero conseguirás ligar». ¿Te acuerdas de nuestro ejemplo de la discoteca? Volvamos a él nuevamente.

Esta vez somos mujeres y estamos de fiesta. Frente a nosotros encontramos a 3 hombres: uno de ellos es modelo y tiene 22 años, otro tiene 35 años y un mal físico y el otro tiene 40 años y un físico aceptable.

A priori, si tuviéramos que elegir, nos quedamos con el modelo, ¿verdad?

¿Qué pasa si te digo ahora que, el hombre de 35 años es el DJ de la discoteca y el de 40 años es el dueño del local? Parece que el guapo ya lo tiene un poco más difícil…

Imagínate ahora que los 3 se nos acercan a hablar con nosotros y el súpermodelo de 22 años se empieza a poner nervioso, a penas nos mantiene el contacto visual y la conversación está basada todo el rato en preguntas. De momento, parece que nos quedaríamos con el DJ, ¿no?

Pero supongamos que ahora, al hombre de 40 años que está hablando con nosotros se le acercan 3 mujeres de unos 22-24 años y empiezan a ligar con él delante de nuestras narices…

¿Te das cuenta de a dónde quiero llegar a parar con este ejemplo? Todo apunta a que una mujer, a diferencia de nosotros, valora otras muchas cosas más allá del físico

Por lo tanto, el VMS de un hombre estará determinado por estos atributos. ¿Y cuáles son estos atributos? Podríamos resumirlos en:

Si tuviera que jerarquizar estos atributos de alguna forma lo haría en ese orden. Teniendo en cuenta que, entre «dinero» y «apariencia física» podría haber un empate o, alguno de vosotros podría poner primero el físico antes que el dinero. Pero, independientemente de esto, la idea general está bastante clara.

Por tanto, para saber cuánto vales en el mercado del amor bastará con que te preguntes cuál es tu puntuación en base a estos atributos.

Llega el momento, como hicimos antes, de ver cómo van fluctuando estas características a medida que pasa el tiempo, en función de nuestra edad. Así que, volvamos de nuevo al gráfico y analicemos la curva de color azul.

tu valor sexual de mercado
Fuente: https://therationalmale.com/2012/06/04/final-exam-navigating-the-smp/

En este caso vamos a analizar 4 características fundamentales:

¿Por qué los hombres tenemos tan poco valor cuando somos jóvenes?

Si te das cuenta al observar la gráfica, los hombres empezamos de base con muy poco valor en el mercado romántico en comparación con las mujeres, ¿por qué?

¿Alguna vez has visto a un chico entorno a los 15-17 años? ¿Y a una chica? Si te fijas, la pubertad en la adolescencia tiene un impacto mucho más «negativo» en los hombres. La cara la solemos tener más redondeada, el cuerpo aún no tiene una forma masculina marcada y, para colmo, somos mucho menos maduros. Por el contrario, las mujeres desarrollan el pecho y las caderas y adquieren un aspecto mucho más femenino.

Además, el VMS de los hombres sigue siendo bastante bajo incluso hasta los 30 años. El motivo es sencillo: de los 4 atributos que conforman nuestro valor, la mayoría requieren tiempo para desarrollarse y, a menos que vengas de una familia rica, tengas una genética de supermodelo o seas famoso, te va a tocar trabajar duro para conseguirlo. Y esta es la clave.

Máximo VMS de un Hombre

Según nuestra gráfica, los hombres alcanzan su máximo valor en el mercado del amor a la edad de 36 años aproximadamente. Pese a que yo, personalmente, pondría este máximo entorno a los 33-35 y esta gráfica no deja de ser una aproximación, me parece una estimación bastante acertada. ¿Por qué?

Porque, como hemos visto anteriormente, el valor de un hombre en el mercado sexual es algo que requiere tiempo para generarse. Apariencia física, estatus, habilidades sociales y dinero son cualidades que no se adquieren de la noche a la mañana.

Además, precisamente es en este aspecto donde más confusión genera este concepto del VMS porque, la mayoría de los hombres piensan que al llegar a los 35-36, automáticamente, les van a llover las mujeres del cielo y van a estar dominando el mercado. Siento decirte que eso no va a ocurrir, a menos que hayas trabajado duro previamente para generarte ese valor.

Tatúate esto último a fuego porque es la clave para dominar realmente el mercado sexual.

Lento crecimiento y decrecimiento del VMS del hombre

Aquí viene otra de las diferencias entre el VMS de un hombre vs el VMS de una mujer: la velocidad o, en otras palabras, la «anchura» de la gráfica.

Si lo piensas, en este sentido es como si las mujeres fueran fósforos o cerillas: una gran llamarada rápida al principio pero solo dura unos minutos. Por el contrario, los hombres somos algo más como una hoguera: tarda mucho más en encenderse y empieza muy lento pero dura mucho más.

De nuevo esto es debido a la propia definición de cada uno de los VMS. Las mujeres prácticamente tienen un gran VMS o no lo tienen y, pese a que pueden aumentarlo en cierta medida, no tienen mucho margen de mejora. (De ahí su afán por la apariencia: tacones, ir a la moda, maquillaje, peinado…)

Por otro lado, los hombres venimos de fábrica con 0 VMS en la mayoría de los casos y de nosotros depende aumentarlo o no. Además, tenemos mucho más margen de maniobra ya que nuestro valor está basado en varios atributos distintos de forma que si nos falla uno o dos de ellos podemos centrarnos en aumentar los restantes.

Suave descenso del Valor de los Hombres en el Mercado

Por último, toca destacar el suave decrecimiento de nuestro VMS en comparación con el de las mujeres. Nuevamente esto es debido a nuestra definición de Valor como vimos anteriormente.

Como hombres, evolutiva y biológicamente, somos fértiles por un periodo de tiempo muchísimo más amplio que las mujeres. Además, ellas no se fijan tanto en el físico como acabamos de ver sino en otros atributos (la mayoría de los cuales requieren precisamente una edad algo superior para conseguirse).

Todo esto provoca que un hombre con 38 años por ejemplo no tenga ningún inconveniente en atraer a chicas mucho más jóvenes (suponiendo, claro está, que se ha trabajado un buen VMS).

Por el contrario, una mujer de 38 años lo tiene crudo. ¿Por qué?

Porque, para empezar, no puede competir con las chicas de 22-24 años para atraer a un hombre de alto valor y, para terminar, su prioridad ahora está más centrada en conseguir un futuro estable y poder tener hijos antes de que sea demasiado tarde que en estar teniendo sexo casual sin importar nada más.

Vuelve a leer el párrafo anterior…

¿Te estás dando cuenta de lo mismo que yo? Ha llegado el momento de poner a la hipergamia en perspectiva con todo esto.

Cómo fluctúa la Hipergamia en función del VMS

Como ya sabes la Hipergamia siempre será nuestro pilar fundamental a la hora de explicar o analizar cualquier dinámica en la mujer.

La Hipergamia es la estrategia reproductiva femenina que busca: reproducción con la mejor opción genética posible y asegurarse la mejor provisión y asistencia posible.

Pues bien, como ya vimos en ese artículo y en este episodio de podcast, la estrategia reproductiva femenina es una estrategia dual que busca esos 2 objetivos.

Y ahora yo te pregunto:

¿En base al VMS de la mujer crees que siempre podrá conseguir esos 2 objetivos con la misma eficacia? ¿Crees que siempre podrá optimizar su hipergamia sin problemas?

La respuesta es un rotundo NO. ¿Por qué?

Porque para conseguir la reproducción con la mejor opción genética, es decir con un hombre alfa de alto VMS tiene que conseguir atraerlo. Además, compite con el resto de mujeres como ella que también buscan optimizar ese lado de la hipergamia.

¿Y cuándo una mujer tiene más posibilidades de atraer a un hombre de alto VMS pese a la competencia?

Exacto, cuando ella esté en su máximo VMS o, en otras palabras, entorno a los 22-24 años.

¿Entiendes ahora por qué una mujer en esa edad, en la mayoría de los casos, lo último que está pensando es en una relación seria?

Porque en esa edad ella está priorizando la parte «Alfa» de su hipergamia ya que, evolutiva y biológicamente es lo que más sentido tiene: en su momento más fértil y de mayor VMS es cuando más posibilidades tiene de reproducirse con la mejor opción.

Interesante… ¿Y qué ocurre cuando una mujer está entorno a los 28-30 años?

Que se está empezando a dar cuenta de que su VMS está cayendo en picado.

De repente, ya no recibe tanta validación por parte de los hombres y los de mayor VMS ya no la eligen a ella antes que las demás. Y, para colmo, cada vez le va a resultar más difícil tener hijos porque su ventana de fertilidad es más limitada que la de los hombres. ¿Solución?

Darle más prioridad a la segunda parte de la hipergamia: asegurarse la mejor provisión y asistencia posible.

Por eso, una mujer entorno a esa edad, lo último que está pensando ahora es en una relación casual y te dirá cosas como: «qué es lo que buscas exactamente», «todos los hombres buscáis lo mismo», «he madurado y ahora busco algo más estable», etc.

No es que haya tenido ninguna revelación y, de repente, haya «madurado» como te dice. Lo único que ocurre es que se ha dado cuenta de que su VMS está decayendo y que tiene el tiempo en su contra.

Es en este momento cuando el «beta» que rechazó cuando tenía 22 años por ser demasiado «buenazo» ya no le parece tan mala opción. Es el momento de echar mano de esos orbitadores.

Valor de Mercado Romántico: Preguntas Comunes

A continuación vamos a responder algunas de las dudas más frecuentes sobre el valor en el mercado sexual.

¿Una mujer con 22-24 años nunca estará en una relación?

Depende.

Lo que tenemos que entender aquí es que, a lo largo del artículo, estamos haciendo un análisis desde una perspectiva general. Y, por lo general, una mujer que tiene un 9-10 de valor romántico de mercado, no va a durar mucho en una relación estable.

Sin embargo, hay excepciones. Estas excepciones son debidas a la cultura, circunstancias y personalidad de la mujer en concreto. La hieprgamia, el mercado sexual y todas estas dinámicas son herramientas que no existen en un vacío.

No tenemos que olvidarnos de que la situación personal de cada mujer influirá en mayor o menor medida. Sin embargo, por lo general y, teniendo en cuenta la sociedad en la que vivimos, no es de extrañar que las mujeres de 22-24 no duren más de 1 o 2 años como máximo en sus relaciones.

Por último, también dependerá del hombre con el que esté. Si es un hombre que ella percibe como el mejor que jamás podrá conseguir, ya te digo yo que no querrá dejarlo. Pero, por lo general, una mujer con 22-24 años (podríamos extendernos desde los 20-26) acaba de llegar al casino con los bolsillos llenos de dinero y solo quiere seguir jugando antes de decantarse por ninguna opción.

¿Las mujeres de 30 años prefieren hombres beta?

No. Una mujer siempre preferirá un hombre alfa de alto VMS.

Lo que ocurre es que con 30 años (podríamos extendernos desde los 29-33) ella ya está empezando a descubrir que su VMS está cayendo y no puede competir por esos hombres con los máximos VMS.

Por lo tanto, estará dispuesta a sacrificar un poco su lado «alfa» de la hipergamia en beneficio de su lado beta. Esto no quiere decir que acabe con un hombre con el mínimo VMS. Simplemente que si tiene que elegir entre un hombre con el máximo valor de mercado sexual que no quiere nada serio con ella y un hombre con un VMS moderado que está dispuesto a darle un futuro estable, elegirá a este último.

(Aunque probablemente y, dependiendo de la chica y las circunstancias, intentará quedarse con los 2: ofreciéndole el sexo rápido al hombre de mayor VMS mientras deja de orbitador al hombre de menor VMS).

¿Por qué a los 30 años tenemos el mismo Valor de Mercado Romántico hombres y mujeres?

Los 30 años aproximadamente es una edad muy curiosa para el VMS.

Es una edad en la que una mujer se está dando cuenta del declive en su VMS y un hombre solo empieza al ascenso hacia su máximo VMS.

¿Entiendes lo poderoso que sería para una mujer en sus 30 encontrar a un hombre de esa edad lo suficientemente ignorante de su propio VMS potencial para aceptar una relación con ella?

Ese es el motivo por el que las mujeres no quieren que sepas esto y una de las razones por las que atacan tanto mi proyecto. Porque les estoy descubriendo el truco.

Porque si yo te digo que con 30 años tienes aún 5 años de mejora donde podrás acabar con mujeres muchísimo más atractivas y con mayor VMS, estoy «jodiéndoles» el plan a las mujeres de entre 28-33 años.

Ten en cuenta que una mujer busca siempre optimizar al máximo su hipergamia. Por tanto, si desde los 20-26 aproximadamente, aprovecha para estar con todo tipo de hombres alfas y, cuando llega a los 28-33, es capaz de conseguir a un hombre en sus 30 con bastante VMS, estarás conmigo en que ha optimizado su estrategia al máximo, ¿verdad?

Si te fijas, ha optimizado su estrategia reproductiva a costa de la tuya ya que tú puedes optar a algo mucho mejor.

Así que, si ahora llego yo, y te digo todo esto… estoy impidiendo que optimicen su hipergamia y eso no me lo pueden perdonar, ¿lo entiendes?

¿Está la sociedad conspirando contra el VMS de los hombres?

No es que esté conspirando. Simplemente vivimos en una sociedad femenina y feminista que procurará optimizar su estrategia reproductiva a toda costa.

Por eso las «convenciones sociales» que escuchas ahí fuera son siempre en beneficio de la hipergamia. Pongamos un ejemplo:

Si tienes 32 años y estás saliendo con una chica de 20, verás que el mensaje que te lanza la sociedad es de que eres un inmaduro, un cerdo o un cretino. ¿Te suena este tipo de comentarios cuando Risto Mejide (48 años) empezó a salir con Laura Escanes (22 años)? ¿Por qué ocurre esto?

Porque las mujeres de más de 30 años no pueden soportar ver que si alguien como Risto fuera lo suficientemente ignorante de su potencial en el mercado sexual, podría acabar con una mujer de su edad y, en ese caso, sería ELLA la que optimizaría su estrategia reproductiva.

Por lo tanto, presta mucha atención a estos mensajes que te lanza la sociedad y piensa: ¿me dicen esto porque tienen razón o porque no les interesa que sepa la verdad?

Únete a nuestra Comunidad Exclusiva

Suscríbete GRATIS a nuestra Newsletter y sé el primero en enterarte de todas las novedades que el proyecto HombreAlfa.top tiene que ofrecerte.

Comparte

Si te ha aportado este artículo, compártelo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

16 comentarios en «¿Qué es el Valor de Mercado Sexual (VMS) y Por Qué es tan Importante?»

    • Hola Andre,

      Muchas gracias por el apoyo, me alegro que te haya aportado valor tanto el artículo como el podcast.

      Respecto a tu pregunta, para aumentar tu valor sexual en el mercado:

      1. Mejora tu físico, apariencia y estilo al máximo. Si no estás en un gimnasio tomándotelo en serio, apúntate ya.

      2. Empieza a trabajar en tu libertad financiera. La idea es alcanzar el máximo grado de independencia posible. Edúcate, conócete y empieza a tomar acción. Esto te llevará bastante tiempo.

      3. Ponte a interactuar con chicas y a salir con ellas de forma no exclusiva. No te centres en tener una relación. Es el momento de que experimentes y, junto con la teoría que puedas aprender de mi contenido, pongas en práctica todo lo que puedas.

      4. Empieza a rodearte de gente con poder o estatus. Este factor generalmente suele venir de la mano de haber alcanzado un buen nivel en los puntos anteriores, pero no está de más tenerlo en cuenta.

      Como ves, es mucho trabajo por hacer pero si quieres llevar tu vsm al máximo potencial posible, no hay caminos fáciles ni píldoras mágicas.

      Espero que te haya aportado,

      Un abrazo.

      Responder
      • Creo que ya llevó tiempo haciéndolo (Con lo de elevar mi VMS), haha, ¡espectacular!
        ¡Gracias Daniel, espero otro podcast, un saludo!.

        Responder
        • Gracias a ti, me alegro que estés viendo resultados en tu camino!

          Hoy a las 15.00 (hora España) habrá nuevo episodio 😉

          Responder
  1. Excelente artículo!!! Tengo 31 recién cumplidos, mi novia de 24 me dejó y estuve triste por ello pero veo que lo mejor está por venir!!!

    Responder
  2. Soy mujer de 33 años y mi VMS era muy bajo cuando era adolescente y cuando tenía 20-25. Mi apariencia física mejoró enormemente a partir de mis 26 años debido a ejercicio físico y cambios de look y noté que se elevó mucho mi VMS. Por el momento no veo que esté bajando.

    Responder
    • Hola Marina,

      Gracias por comentar. Respecto a tu comentario:

      Por supuesto (como indico en el artículo) van a existir mujeres de más de 30 años que siguen siendo muy atractivas, sobre todo si se cuidan físicamente y mantienen una apariencia cuidada. Sin embargo, la idea detrás de todo este VMS no es que a los 30 de repente las mujeres sean «poco atractivas» sino que su «poder de mercado» a la hora de competir con otras mujeres más jóvenes (22-24) atractivas por hombres de alto valor, es muy inferior.

      Ahí es donde radica el quid de la cuestión de esto.

      Por supuesto no digo esto como un ataque de ningún tipo, simplemente es biología. Evidentemente tu caso ha podido ser diferente entorno a los 20-25 porque tu atractivo físico no era el mejor. Ten en cuenta que, al igual que indico para el caso de los hombres, la edad por sí sola no es la que marca tu atractivo, simplemente generaliza que en ciertos rangos de edad es donde se espera que ciertos atributos sean mayores.

      Sin embargo, por mucho que puedas mejorar tu atractivo físico ahora (a los 33), comparándote con una chica con el mejor atractivo físico posible también pero con 24, probablemente más chicos acaben eligiéndola a ella. Pero simplemente porque nos sentimos atraídos por los rasgos que comento a lo largo de todo el artículo.

      Por último, evidentemente lo que tú has hecho es lo más recomendable y lo que todas las chicas deberían de hacer independientemente de su edad. Primero por salud. Y segundo porque es la mejor forma que tendrán de aumentar su «poder de mercado» y tener más control sobre qué tipo de chicos atraen.

      Tu caso debería servir de ejemplo al resto de chicas que lean este artículo porque muchas de ellas acaban «victimizándose» porque no atraen a los chicos que quieren. Si te das cuenta es lo mismo que hacen los chicos cuando llegan a proyectos como estos, llegan como víctimas pensando que las mujeres son lo peor y que la culpa es de ellas porque no saben apreciarlos.

      Mi respuesta para ambos casos es la misma siempre: Mejora tu VMS. Aprende qué es lo que atrae a la persona que quieres atraer y mejora en esas características. Esta solución pone automáticamente el control en la persona y con ello el poder de cambiar su situación.

      Espero que te sea útil la respuesta,

      Un abrazo.

      Responder
  3. Coincido en muchas cosas. El hombre baboso (orbital) ha cavado su propia tumba y la de los que no somos así, pues ahora con las redes sociales se ha multiplicado por mil la ley de la oferta t la demanda que ya explotaban las mujeres cuando ya era peliagudo tener que aguantar al baboso amigo, al del curro, al del metro, al amigo de la amiga, al de la discoteca, al camarero, al del número en el ticket de la compra, al del gym… Pues ahora con instagram, wp, facebook, tinder, poco más que hay que opositar para ser un mero validador.

    Lo único que no me cuadra, es que absolutamente sea así en todos los casos. No pienso así. Eso convertiría la vida en un lugar donde el que no es un narcisista o psicópata calculador está condenado a la soledad. Operando así con todo el mundo, solo puedes vivir en la desconfianza, dando por hecho que si no eres alfa vas a ser reemplazado. Eso implica un nivel de autoexigencia en todas las interacciones insufrible y que no funciona a largo plazo por la propia salud mental, más allá de polvos unas semanas con cuatro o cinco personas engañadas (rotación), porque por alfa que seas, no puedes decirle a ninguna chica, hola, me estoy tirando a cuatro. Tienes que mentir y validarla como especial, y al final, te ven el plumero y se van con otro. Stop orbitar sí, pero si no ligas siendo tú mismo relajado… Más que plntearte que cambiar, que todo es mejorable, planteate si el sistema es una mierda y que clase de persona quierea a tu lado, una interesada que te exija un gasto de energía en mantenerla, o una persona que esté arta de babosos y haya madurado y sea capaz de valorar tus puntos fuertes. Y si no existe, right hand!

    Responder
    • Hola Gonzalo,

      Varios aspectos a aclarar de los que comentas:

      Estar con chicas en «rotación» no es sinónimo de tenerlas engañadas. En el episodio de podcast 40 (míralo aquí) hablo precisamente de este tipo de relaciones y el ser honesto es algo importante. Si necesitas mentirles, es síntoma de que sigues con una mentalidad de escasez. Yo lo estoy haciendo así tal y como indico en ese episodio. Habrá chicas que no lo acepten y tendrás que dejar de verlas pero esa es precisamente la idea de estar en «rotación». Y, por supuesto, hay muchas formas de decirlo, es importante ser empático y tener tacto.

      Con respecto a lo de que «no es así en absolutamente todos los casos», no entiendo muy bien a qué te refieres. Evidentemente, este modelo del VMS es una generalización y, a esto, habría que sumarle la diferente cultura, educación y situación que cada chica tenga inculcada. Sin embargo, a nivel subconsciente, este modelo se acaba dando.

      Por último, cuando dices que el «sistema es una mierda» creo que estás cayendo en el común error de pensar en la hipergamia como algo matemático: «En el mismo momento que aparezca una mejor opción 1 punto por encima de mi VMS, mi novia me va a dejar por él…» Y esto no es así, de nuevo, hay otros muchos factores que influyen y que también habría que analizar.

      Espero que te haya aclarado,

      Un abrazo.

      Responder
  4. He leído algunos post tuyos, y la verdad lo de la hipergamia y otros cosas me abrieron los ojos, pero en este post hay algo que no me termina de convencer e incluso Cuando lo leí me generó un poco de ansiedad y confusión. Me gustaría que me ayudarás a entenderlo de una mejor manera. Según a mi punto de vista, cuando una mujer escogía al beta proveedor, era porque este tenía que tener dinero para proveer y darle asistencia, luego lei en tu post que para que nuestro valor sexual este en el mejor nivel, tenemos que tener dinero, status y buen físico para atraer de forma sexual a las mujeres, y eso es lo que no me cuadra o no me convence, al final de cuentas ¿si no tengo dinero no le voy a parecer exitante a una mujer? No lo sé la verdad, esto no me gustó, son pocos pero conozco hombres que no tienen nada de esto, solo las habilidades sociales, y tienen una mujer hermosa a su lado. Igual es por el país no se, yo soy de México, los únicos que tienen status, dinero y habilidades sociales en este país son los políticos y empresarios corruptos de este país, y para muestra ahí está el nefasto expresidente de México, que anda con una mujer de 10. Pero en fin, es algo que no entiendo, yo nací en familia pobre, y dios sabe cuántas años llevo luchando para hacer algo con mi vida, y aveces contrabajo y me da para vivir al día, y pues el tener dinero para aumentar mi valor sexual me resulta incluso molesto, porque aún trabajo para tener algo, pero no para tener una mujer interesada en el dinero, (como las que abundan en mi país, que prefieren ser las amantes de alguien con dinero, solo para vivir bien sin trabajar) si no para vivir bien mi familia y yo pues, eso es en lo no estoy deacuerdo, o tal vez aún no e entendido bien, en lo personal no tuve oportunidad para estudiar, trabajo desde los 13 años para sobrevivir, y no me quejo, porque mi situación es la de millones en este país, solo es algo que me frustra, y me da coraje aceptar, algo que por muchos años trate de no aceptar, lo que te enseñan en las novelas y películas de Disney, que a las mujeres solo les gusta el dinero, de ahí en fuera no les sirves para más, si no eres un príncipe azul guapo, con dinero y status, y con habilidades sociales, no puedes aspirar a la mujer de tus sueños, en fin, no busco demeritar tu trabajo, solo me sentí frustrado por ese punto, saludos y éxito.

    Responder
    • Hola Leonardo,

      Se trata de una confusión, te lo explico ahora mismo:

      Cuando hablamos de Valor de Mercado Sexual en hombres hablamos de todos los aspectos que una mujer (en las diferentes etapas de su vida) en función de su estrategia reproductiva (Hipergamia) encuentra interesantes. Pero recuerda que la hipergamia tiene 2 partes, en este artículo definimos los aspectos que potencian ambas partes (Alfa y Beta). Tú has interpretado que me refiero a todos estos conceptos como potenciadores de la parte Alfa (el deseo sexual) y no es así.

      Por eso el dinero no genera atracción y por eso tú ves gente sin tantos atributos que están en pareja etc. No confundas las 2 partes de la hipergamia.

      Te recomiendo leer el artículo sobre la hipergamia o escuchar el Podcast para aclarar estos conceptos.

      Espero haberte aclarado,

      Un saludo!

      Responder

Deja un comentario

Ya casi estás...

Confirma tu dirección de correo electrónico al email que te acabamos de enviar.

¡Prepárate para abrazar tu lado más Alfa!

Si no ves el mensaje en tu bandeja de entrada, vete a Correos No Deseados o a la pestaña Promociones en Gmail.