Hipergamia Femenina (Análisis)

Si llevas algún tiempo interesado en esto de la seducción, las dinámicas sociales y el Red Pill, es muy probable que te hayas topado alguna vez con el concepto de la Hipergamia o Hypergamy.

A lo largo de este artículo te voy a explicar con todo detalle qué es realmente la hipergamia y cómo puedes utilizarla a tu favor. ¡Empezamos!

Índice

Qué es la Hipergamia

Si haces una búsqueda rápida por Google para saber qué significa Hipergamia vas a encontrarte con la siguiente definición: 

«La hipergamia femenina es el acto de buscar pareja o cónyuge de mejor nivel social o económico que uno mismo»

Dicho así, parece que estamos hablando del clásico concepto de Gold Digger.

Bien pues tengo noticias frescas para ti: eso NO es la hipergamia. O, al menos, no lo que nosotros llamamos hipergamia desde el punto de vista de la seducción, las dinámicas sociales y el Red Pill.

La hipergamia es un concepto de Red Pill y hace referencia a la estrategia reproductiva femenina. Ésta es una estrategia dual que busca la consecución de dos objetivos fundamentales:

Por lo tanto, cuando usamos el término hipergamia estamos haciendo referencia justamente a esta estrategia reproductiva que acabo de describiros.

Este concepto es tan importante para nosotros que, absolutamente todas las técnicas y estrategias de seducción se basan, de alguna manera, en este término. Y, además, cualquier comportamiento de una mujer tiene su origen en la optimización de la hipergamia.

Cómo funciona la Hipergamia en las mujeres

Es probable que, si has leído algún libro sobre seducción te suene de algo la estrategia que acabamos de describir ya que, la mayor parte de estas obras, empiezan diciendo algo como:

Las mujeres buscan en un hombre dos características fundamentales:

Si era eso lo que te estabas preguntando, la respuesta es sí. Eso también es hipergamia.

Sin embargo y, aquí es donde viene la gran confusión, en todas estas obras de seducción más clásicas te transmiten la idea de que tienes que ser ambos. De que, para seducir a una mujer con éxito es necesario poseer ambas características y que si, por ejemplo, no muestras nada de protección y asistencia, una mujer no querrá tener relaciones contigo.

Bien pues aquí te traigo la segunda noticia fresca para ti: esto TAMPOCO es cierto.

Tienes que entender que ese argumento se basa en la idea de que una mujer necesita encontrar ambos requisitos en el mismo hombre. Ahí está el error. Porque la realidad es que una mujer necesita encontrar ambos requisitos sí, pero no tiene por qué ser en el mismo hombre necesariamente.

Interesante, ¿verdad?

De hecho, piensa en el siguiente ejemplo: una mujer casada con un hombre por el que no siente ningún tipo de deseo sexual ni atracción, que acaba teniendo una «aventura» con otro hombre mucho más atractivo pero que sabe que él no está dispuesto a quedarse con ella.

Esa es la trama de centenas de películas y libros de novela romántica para mujeres. Fíjate cómo, esta mujer está optimizando su hipergamia: por un lado está casada con un hombre que le proporciona esa seguridad y asistencia (Beta) y, por otro, está «consiguiendo» los genes de un hombre con alto valor (Alfa).

Por lo tanto, como puedes comprobar, no siempre debe cumplirse lo que te dicen las teorías más clásicas de la seducción sobre que es necesario poseer ambas características. Sin embargo, aún hay algo más.

En este ejemplo que os acabo de poner, si habéis visto alguna de estas películas o leído alguno de estos libros de novela romántica, sabréis que la trama no se queda ahí. Sino que, lo que ocurre es que la mujer acaba consiguiendo que ese hombre alfa con el que tiene una aventura se quede con ella y le ofrezca esa protección y asistencia.

Éste es el motivo por el cuál esas teorías clásicas te transmiten el mensaje de que seas ambos, porque, si este hombre de nuestra película romántica es perfecto para ella por tener ambas características, ¿por qué no íbamos a serlo nosotros? Veámoslo.

¿Se puede ser Alfa y Beta al mismo tiempo?

La respuesta corta es que no. Veamos entonces la respuesta larga.

Lo primero que tenemos que entender es que una mujer va a tratar a un alfa de forma diferente de como trataría a un beta. Una mujer está programada evolutivamente para sentir atracción sexual por un hombre alfa. De hecho, si lo piensas, antes decíamos que una mujer quiere reproducirse con la mejor opción genética posible. Por lo tanto, es normal que la evolución la haya predispuesto para sentir atracción sexual por dicho individuo y, de esta forma, favorecer que ocurra esa reproducción.

Por otro lado, cuando hablábamos de que busca conseguir protección y asistencia no hemos mencionado la palabra reproducción ni nada parecido en ningún momento. ¿Qué quiere decir esto? Quiere decir que, por un hombre beta, la mujer no va a sentir ningún tipo de atracción sexual. Porque, si la sintiera, esto provocaría que se acabara reproduciendo con un hombre beta y, por tanto, que no estuviera optimizando la hipergamia de la mejor manera.

En este punto es necesario que nos paremos un momento a pensar porque, si te das cuenta, esto empieza a parecer una especie de contradicción. De hecho, no es que lo parezca, es que lo es. La estrategia reproductiva femenina es una contradicción. Es más, podríamos considerarla una disonancia cognitiva. Por eso es tan «complejo» para la mente de un hombre.

El siguiente paso es hacernos la siguiente pregunta: ¿cómo sabe una mujer si está ante un hombre alfa o un hombre beta? Es decir, ¿cómo sabe una mujer si un hombre es más óptimo para cumplir la primera condición de su hipergamia o la segunda?

Tienes que saber que las mujeres, durante años de evolución, han desarrollado una especie de mecanismo para determinar precisamente esto. Y este mecanismo son los Test o Shit Test.

Mediante los test una mujer esta respondiéndose precisamente a estas preguntas que indicábamos antes y, en función de la respuesta que le des, ella te va a tratar de una forma u otra.

Por lo tanto, dado que una mujer va a proyectar dos comportamientos diferentes en función del tipo de hombre que tenga enfrente y solo uno de esos comportamientos es del tipo sexual, está bastante claro que, si lo que queremos es crear atracción sexual, tendremos que proyectar que somos más aptos para cumplir esta primera condición de la hipergamia.

Vale, pero… ¿qué pasa con nuestro ejemplo de la novela romántica? Ese hombre lo tenía todo, ¿verdad? No exactamente.

Tienes que entender que la mejor forma de optimizar la hipergamia sería:

1) Encontrar un hombre alfa del que obtener estos «buenos genes».

2) Conseguir que ese hombre sea capaz de darle protección y asistencia (convertirlo en beta mediante el proceso de la «Betaización»).

3) Perder atracción sexual por este hombre que ahora es beta.

4) Empezar el proceso de nuevo.

Desde un punto de vista evolutivo, una estrategia como esta, mejora enormemente la variabilidad genética de la especie. Por lo tanto, cuando una mujer ha conseguido cumplir este primer paso su deseo más ferviente es conseguir el segundo. Sin embargo, a medida que lo va consiguiendo, ella empieza a experimentar una caída en su atracción sexual hacia ese hombre y, en consecuencia, empieza a resentirlo por ello.

Es como si pensara «este hombre es muy alfa, si consiguiera hacerlo beta también sería perfecto. Lo tendría todo» y, conforme lo consigue, pensara «joder este hombre es muy beta estoy empezando a no sentir nada por él… ojalá fuese más alfa». ¿Te das cuenta de la contradicción?

Por consiguiente, lo que ocurre con estas películas románticas es que simplemente se paran en el paso 2. Pero si la película continuara veríamos cómo la mujer acabaría encontrándose de nuevo en la misma situación inicial: Casada con un hombre por el que no siente atracción sexual y…

Por eso, la recomendación de «posee ambas características» no tiene mucho sentido.

Entiendo que, ahora mismo, estés un poco como con «dolor de cabeza» pero es normal. Ahora entiendes que cuando digo que la estrategia reproductiva femenina puede considerarse una disonancia cognitiva, no estaba de broma.

Cómo usar la Hipergamia a tu favor para seducir

Llegados a este punto hay que explicar un par de cosas.

Primero tenemos que ver qué ocurre cuando hacemos lo que nos dice la teoría clásica de la seducción y nos presentamos a nosotros mismos como alguien que tiene ambas características: Alfa y Beta.

Pues bien, ¿recuerdas que decíamos que una mujer necesita responderse a la pregunta de si eres Alfa o Beta? ¿Te acuerdas de cómo decíamos que se respondía a esta pregunta? Exacto: con los Test.

En esta situación, una mujer te va a hacer test masivos porque necesita saber si eres más Alfa o más Beta para tratarte de una forma u otra. Por lo tanto haciendo esto lo único que consigues es complicarte la vida poniéndote en una situación en la que vas a verte bombardeado por test. Luego entonces, no es la forma más eficiente de seducir a una mujer… ¿Entonces cuál es?

Este es el segundo aspecto que quería compartir con vosotros. Hay que tener en cuenta que, al igual que entre el blanco y el negro hay una escala de grises. Entre el Alfa y el Beta hay distintas combinaciones de hombres. Sin embargo, lo que nos interesa aquí es proyectar que tendemos más hacia Alfa.

Imagínate que tienes una «barrita de energía» que tienes que rellenar hasta el 100% con estos dos aspectos es decir, con Alfa y con Beta. Lo importante de este ejemplo es entender que existe un coste de oportunidad: a medida que relleno esta barrita con más «porcentaje beta», estoy condicionando el «porcentaje alfa» que podré añadir ya que sólo dispongo, como máximo, de 100 unidades. Por lo tanto, la clave para dominar la hipergamia a tu favor consiste en mostrar siempre un mayor «porcentaje de alfa» que de beta. Punto.

De esta forma, ella te hará esos test y comprenderá que eres más alfa que beta y, como consecuencia, te tratará de esa forma que más te interesa. Y, evidentemente, si decides entrar en una relación y experimentas este proceso de «Betaización», de lo único que tendrás que preocuparte es de seguir manteniendo ese porcentaje de Alfa superior al beta. Ésta es la clave para mantener es atracción sexual.

Hackeando la Estrategia Reproductiva Femenina

Si te das cuenta, lo que estamos consiguiendo si hacemos lo que acabamos de descubrir a lo largo de este episodio es algo así como «hackear» esta estrategia reproductiva para que podamos seducir a cualquier mujer con mayor facilidad y rapidez.

Para terminar, quiero ponerte un ejemplo para terminar de entender todo esto de la hipergamia. Antes hemos dicho que, cuando una mujer está con un hombre beta, tenderá a buscar fuera de la relación esa parte alfa que su pareja no le está proporcionando. Pero… ¿qué ocurre cuando es al revés, cuando es la parte beta la que no le estás proporcionando?

Lo que ocurre es exactamente lo mismo: ella va a tender a buscarla fuera de la relación y, de hecho, hay multitud de ejemplos de este caso. ¿Te suena el concepto de «tampón emocional»? Ya sabes, el típico chico que es el «saco de lágrimas» de una mujer. Ese «mejor amigo» al que ella acude sólo para contarle sus problemas y al que le cuenta lo «cabrones» que son los demás chicos con ella para acabar diciéndole que ojalá encuentre a alguien como él algún día… Bien, pues en este ejemplo, ese «mejor amigo» no es más que el hombre que le está proporcionando ese lado beta que ella no encuentra.

Y, ahora que ya has visto cómo la mujer es capaz de optimizar su hipergamia desde ambas situaciones, te pregunto: ¿quién prefieres ser tú, el que le proporciona mayoritariamente la parte más alfa o la más beta?

PD.: Si te ha quedado alguna duda sobre por qué las mujeres son hipergámicas, ¡Echa un vistazo a este episodio de Podcast!

Únete a nuestra Comunidad Exclusiva

Suscríbete GRATIS a nuestra Newsletter y sé el primero en enterarte de todas las novedades que el proyecto HombreAlfa.top tiene que ofrecerte.

Comparte

Si te ha aportado este artículo, compártelo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

10 comentarios en «Hipergamia Femenina (Análisis)»

  1. Hola:

    Este articulo me aclara el concepto de hipergamia. Cuando uno se comporta como alfa, incluso sin tener intenciones de ligar, se observa la tensión sexual que tiene la mujer hacia ti y también de otras mujeres. Muy buen articulo. Saludos.

    Responder
    • Hola Alexander,

      Muchas gracias por tu apoyo me alegro que te haya resultado esclarecedor este artículo. La hipergamia femenina es uno de los conceptos más claves a la hora de entender el comportamiento de la mujer. Y tal y como tu dices, cuando te posicionas como el «candidato» adecuado en la parte alfa de su hipeegamia, es cuando te das cuenta del potencial de conocer esto.

      Gracias por tu comentario y un saludo!

      Responder
  2. La verdad nos hará libres. Este artículo es pura verdad.

    Me aclaro la mente. Siento que ahora todo tiene sentido.

    Saludos.

    Responder
    • Hola Manuel,

      Muchas gracias por tu comentario, me alegro que te haya aclarado. Esta es la verdad que todos deberíamos saber.

      Un abrazo!

      Responder
  3. De todos modos las mujeres no sienten ningún deseo sexual por el hombre (sólo lo hacen por reproducción) , que el que siente el hombre por una mujer, es por eso la mayoría de mujeres se dicen ser lesbianas o bisexuales, que al final es lo mismo, lo digo por que ellas dicen sentir más placer con una mujer que con un hombre.

    Responder
  4. Hola Alexander

    ¿ Cómo afecta en este fenómeno la diferencia de edad en la pareja ? Lo agudiza más en la medida que la diferencia de edad en la pareja sea mayor (5 – 10 años) ? ¿Cuál es la dinámica cuando entras en una relación con una mujer que ya procreo y no quiere más hijos ? ¿Inconscientemente sigue buscando y repitiendo el mismo patrón ? ¿ Si una mujer tiene un historial de muchos encuentros sexuales con muchos hombres (20-25 o más), significa que su hipergamia es «compulsiva» ? Su búsqueda y ritmo tenderán a seguir en niveles altos después de los cuarenta y después ? Te habrás dado cuenta que te lo pregunto por un tema personal, entonces, ¿que hacer ? ¿Cómo identificar que ya no te considera como tu alpha, sino que sigue conmigo por una conveniencia económica y para financiar a sus hijos y nuestra casa ? ¿Cómo planificar la retirada ? ¿Cómo enfrentarla a ella en la conversación de lo que pasa si no tienes pruebas pero tu intuición te lo dice fuerte y claro ?

    Responder
    • Hola Eduardo,

      En el artículo sobre el Valor de Mercado Sexual explico cómo afecta esto a la edad precisamente, puedes leerlo aquí.

      La dinámica en una relación es la misma aunque, como tú dices, ella no quiera más hijos.

      Si una mujer tiene un historial de muchos hombres como comentas no significa que su hipergamia sea más compulsiva. Su hipergamia es la misma que la del resto de mujeres, solo que ella ha preferido ejercerla al 100%.

      Después de los 40 su Valor de Mercado Sexual no es el mismo y el ritmo decae porque ella no puede competir con los Alfas (te recomiendo el artículo que te enlacé antes para más detalle).

      Si quieres saber cómo identificar si sigue contigo por dinero, pregúntate lo siguiente: ¿cómo es su nivel de deseo por ti? ¿cómo son las relaciones que tenéis (calidad, frecuencia, intensidad…)? En su comportamiento tienes la respuesta.

      Respecto a cómo planificar la retirada, céntrate en generarte más opciones y cuando lo tengas claro, pon fin a la relación si es lo que quieres.

      Por último, no tienes que hablar con ella de nada ni explicarle nada. Si ella no siente lo mismo por ti o no te desea tanto como antes, explicándole las cosas no vas a conseguir nada. El deseo no se negocia.

      Un saludo!

      PD.: Te recomiendo escuchar el Podcast «Radio HombreAlfa.top» para más detalle de todo esto.

      Responder
  5. Hola Dani esta brutal tu contenido. Quiero agradecerte porque hace rato estaba buscando alguien que trate de un forma profunda la seducción. Yo te llamo cariñosamente el «Marcos Vazquez de la Seducción» (no sé si le conoces) por la forma profunda que tratas estos temas y por la claridad de tu comunicación.
    Saludos desde Paraguay

    Responder
    • Hola Rodrigo,

      Muchas gracias por tu comentario y tu apoyo. Sí, sé quién es, yo también soy seguidor del proyecto de Marcos y, siendo honestos, me lo han dicho más de una vez jajaja

      Para mí es todo un orgullo.

      Un saludo!

      Responder

Deja un comentario

Ya casi estás...

Confirma tu dirección de correo electrónico al email que te acabamos de enviar.

¡Prepárate para abrazar tu lado más Alfa!

Si no ves el mensaje en tu bandeja de entrada, vete a Correos No Deseados o a la pestaña Promociones en Gmail.